Altura para la Cultura: ¿rescataremos nuestro patrimonio cultural?

9 septiembre 2019

Escrito por Sandra Salles, arquitecta y magíster en Restauración de Monumentos

Fuente imagen: ANDINA.

“Altura para la Cultura” es una oportunidad única para que los Ministerios de Cultura y Vivienda materialicen un instrumento que puede cambiar la historia de nuestro legado patrimonial. Por tanto, es urgente trabajar para hacerla realidad.

En los últimos años, el Ministerio de Cultura (MINCUL) estuvo trabajando con el Ministerio de Vivienda (MVCS) un proyecto piloto para Trujillo, Arequipa y Maynas que apuntaba a desarrollar un modelo de financiamiento sostenible para el rescate del patrimonio cultural en dichas ciudades. Para ello, se utilizarían los Derechos Adicionales de Edificación Transferibles (DAET) como instrumento para la generación de recursos económicos.

El instrumento DAET crea sinergias entre dos zonas de la ciudad: las que se quieren conservar y las que se quieren potenciar, por lo que ambas son beneficiadas. Estas últimas pueden ser zonas conflictivas, degradadas o que el Plan de Desarrollo Urbano haya identificado como zonas de interés para un mayor desarrollo urbano. Así, mediante la implementación del instrumento, los propietarios del inmueble patrimonio cultural pueden vender a empresas con proyectos de vivienda los metros cuadrados que no pueden desarrollar como producto de las restricciones de altura impuestas por su condición patrimonial. El dinero obtenido por dicha venta debe ser destinado a financiar su restauración, su puesta en valor y al mantenimiento de la propiedad.

Este instrumento ya ha sido implementado de manera exitosa en otros países. Los casos más representativos de puesta en valor son la Grand Central Station en Nueva York y varios de los teatros que conforman el Theater District en Manhattan. Asimismo, en Latinoamérica, la ciudad de Curitiva en Brasil pudo rescatar valiosos ejemplos de su arquitectura tradicional y, en Centroamérica, Ciudad de México restauró sectores de su centro histórico. En el Perú, el antecedente es el Programa de Conservación de Casonas del distrito de Miraflores, que ha demostrado una efectividad de más del 90%.

Entonces, ¿qué ha pasado con el proyecto piloto “Altura para la Cultura”? Aparentemente se encuentra inactivo, mientras nuestro patrimonio se sigue cayendo a pedazos.

Hasta hace unos meses, en distintos medios de comunicación, se publicitaba la aprobación de ordenanzas municipales en las ciudades de Trujillo (Ord.N°029-2018/PMT)1 y Arequipa (Ord. N° 1135/2018)2 que implementarían los DAET en el marco del programa piloto “Altura para la Cultura”. Asimismo, el Ministerio de Vivienda, mediante Decreto Supremo N°011-2018/Vivienda3, incorporó en el Reglamento de Acondicionamiento Territorial y Desarrollo Urbano Sostenible4 (RATDUS) disposiciones complementarias para la implementación de los DAET en dicho programa piloto.

Con este grupo de normas, que fueron resultado del trabajo conjunto de los Ministerios de Cultura y de Vivienda, así como de los gobiernos locales de Trujillo, Arequipa y Maynas, se completaba el círculo normativo necesario para entrar a la fase final de implementación de dicho proyecto piloto. Este estaba diseñado, en su fase de monitoreo, para generar indicadores de funcionamiento que serían evaluados con la finalidad de servir como base para realizar ajustes a la normativa vigente y que serían recogidos posteriormente en una guía de implementación de los DAET a nivel nacional.

Este es el primer esfuerzo intersectorial que se realiza con una visión global de desarrollo urbano sostenible entre dos ministerios. Como parte de él, se reconoce al patrimonio cultural inmueble no como un ente pasivo, sino como un motor capaz de transformar y desarrollar las ciudades.

Con la aprobación de las ordenanzas municipales y la modificación del Reglamento de Acondicionamiento Territorial (RATDUS), lo único que hacía falta era el interés político de las autoridades a cargo. Todo instrumento es perfectible, pero para mejorarlo hace falta implementarlo y medir su capacidad de generar bienestar.

A dos años del Bicentenario, nuestro patrimonio cultural inmueble se encuentra en un estado lamentable. Peor aún, sin acciones concretas, solo es posible prever un mayor deterioro.  El reto es grande y debe abordarse de forma multisectorial. Esta es una oportunidad única para que los Ministerios de Cultura y Vivienda materialicen un instrumento que puede cambiar la historia de nuestro legado patrimonial. Nuestro país está lleno de normas que jamás se aplican. Por eso, es urgente trabajar para hacerlas realidad.

Imagen 1: tríptico Informativo del Programa Piloto Altura para la Cultura

Fuente: Mincul, año 2017

Imagen 2: Grand Central Station, NY, USA

Fuente: A survey of Transferable Development Rights Mechanisms in New York City, Department of City Planning

Imagen 3: Zona receptora (300 Madison Avenue, NY, USA)

Fuente: A survey of Transferable Development Rights Mechanisms in New York City, Department of City Planning

Imagen 4: Schubert Theater, Theater District, Mitdow West, NY, USA

Fuente: A survey of Transferable Development Rights Mechanisms in New York City, Department of City Planning

Imagen 5: Schubert Theater, Theater District, Mitdow West, NY, USA

Fuente: A survey of Transferable Development Rights Mechanisms in New York City, Department of City Planning

Imagen 6: Casa Hauer después de un incendio, Curitiva, Brasil

Fuente: Google Maps

Imagen 7: Casa Hauer después de su restauración, Curitiva, Brasil

Fuente: Google Maps

 Imagen 8:  Fachada Casona Suarez, antes y después de la restauración, Miraflores, Lima

Fuente: Municipalidad de Miraflores

Imagen 9: Patio posterior Casona Suarez, antes y después de la restauración, Miraflores, Lima

Fuente: Municipalidad de Miraflores

Imagen 10: Esquema de transferencia de potencial constructivo

Fuente: Gráfico instrumentos de financiación urbana, urbe 21blog.

 

(1) N°029-2018/PMT; Ordenanza que Reglamenta los Derechos Adicionales de Edificación Transferibles – DAET para la conservación del patrimonio cultural inmueble en el marco del proyecto piloto “Altura para la cultura” en la provincia de Trujillo.

(2) N° 1135-2018, que aprueba la sectorización y reglamenta los derechos adicionales de edificación transferibles – daet para la conservación del patrimonio cultural inmueble en el marco del proyecto piloto “Altura para la cultura” en la ciudad de Arequipa.

(3) Decreto Supremo N° 011-2018-VIVIENDA, incorpora al Reglamento de Acondicionamiento Territorial y Desarrollo Urbano Sostenible vigente, la Tercera Disposición Complementaria Transitoria, que en su artículo 2 establece las disposiciones para la implementación de los Derechos Adicionales de Edificación Transferibles – DAET en el proyecto piloto “Altura para la Cultura”

(4) RATDUS; Reglamento de Acondicionamiento territorial y Desarrollo Urbano sostenible, aprobado mediante DS.022 – 2016/Vivienda