Lenguas de asfalto en el sur

15 enero 2020

Escrito por Aldo Facho Dede - arquitecto urbanista

Fuente imagen: El Comercio

Si bien se ve un esfuerzo en la construcción de una ciclovía como parte de la remodelación de la antigua Panamericana Sur, la misma no está cumpliendo con aspectos básicos de señalización, y puede poner en riesgo la vida de los ciclistas.

Recientemente, el alcalde Muñoz inauguró la segunda etapa de la remodelación de la antigua carretera Panamericana Sur, entre el puente Arica y su conexión con la Nueva Panamericana Sur, a la altura de Santa María del Mar.  Según la noticia publicada en el diario El Comercio[1], se han construido 15,6 km. de vías, 8,5 km. de ciclovías, plantado 612 árboles, entre otras obras complementarias.

Analizando la obra nos surgen ciertas dudas que sería interesante se aclaren para poder comprender el objetivo de la misma.

  1. El ancho normativo de la antigua Panamericana Sur oscila entre los 43 y los 50 metros según el Plan Vial Metropolitano[2]. Al ser una vía colectora, está bajo la responsabilidad de la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML). Analizando la obra inaugurada, pareciera que no se ha intervenido la totalidad de la sección, dejando sin habilitar los espacios laterales de la vía que son los que colindan con los diversos predios y edificaciones. La sección vial normativa incorpora veredas, vías laterales, bermas y jardines que no se han implementado. Sería interesante que la Municipalidad Metropolitana aclare la razón por la cual sólo se ha intervenido la zona central, que corresponde a la pista principal.
  2. Durante el recorrido podemos apreciar el contraste entre la nueva vía asfaltada y las calles de tierra de los distritos colindantes. Si bien las vías locales son responsabilidad de los gobiernos distritales, hubiese sido interesante que una obra tan importante sea coordinada con los mismos, para ofrecer una mejora integral del espacio urbano. La realidad que vemos hoy evidencia una discriminación entre los ciudadanos que van en vehículo y los que vamos a pie, siendo que los segundos debemos transitar por calles de tierra, sin sombra (árboles), mobiliario, veredas y rampas.

Esta situación se vuelve crítica si consideramos que, según la última encuesta de Lima Como Vamos[3], el 73,8% de las personas de Lima Sur se moviliza usando transporte público.  Sí se han hecho paraderos, pero, ¿cómo llegamos a los mismos? Por calles de tierra y usando la ciclovía como vereda, lo cual además pone en alto riesgo a los peatones.

En el fondo, lo que sucede es muy similar a lo que pasa en la Costa Verde con la vía del Circuito de Playas. Esta vía está bajo la responsabilidad de la MML, mientras que los espacios públicos colindantes y las playas están bajo la responsabilidad de los distritos.  La fragmentación de las competencias y las limitaciones de los presupuestos distritales generan la imagen que hoy vemos, mientras que la vía tiene una concepción unitaria y es periódicamente mejorada.

  1. Si bien vemos un esfuerzo en la construcción de una ciclovía, la misma no está cumpliendo con ciertos aspectos básicos señalados en el “Manual de Criterios de Diseño de Infraestructura Ciclo-inclusiva y Guía de Circulación del Ciclista”[4] elaborado por la MML, y aprobado por Resolución de Gerencia N°331-2017-MML-GTU. Dichos aspectos tienen que ver con la señalización de la ciclovía, tanto para ciclistas como para conductores y peatones; la colocación de elementos segregadores y de seguridad fluorescentes, que anuncien y delimiten la ciclovía, sobre todo de noche; la señalización de los cruces y la colocación de reductores de velocidad para los vehículos. Esto último es crítico, pues pone en alto riesgo la vida de los ciclistas. Es necesario que se aclare la razón por la cual no se han aprovechado los cruces peatonales para ubicar los cruces ciclistas.

El trazado de la ciclovía también es cuestionable, pues va por tramos por el lado este y oeste de la vía, sin evidenciar alguna lógica relacionada con la seguridad de los ciclistas, acceso a predios, o conflicto con las zonas de mayor flujo peatonal. Todo lo contrario, vemos como la ciclovía va del lado de los accesos a los distritos, en los frentes de actividad urbana, siendo así usada incluso como vereda ante la falta de las mismas.

Para avenida de doble sentido, según la experiencia internacional, lo más recomendable es que la ciclovía vaya por el medio de la misma, pues se reducen considerablemente las interferencias, y por ende el riesgo de accidentes con peatones y vehículos. Un muy buen ejemplo es la remodelación del Paseo San Juan en Barcelona.

  1. Finalmente, sería interesante conocer por qué no se ha considerado la arborización de los frentes urbanos como parte del proyecto. Se ha mencionado que se han sembrado 612 árboles, pero no se ha dicho cuántos árboles han sido talados para poder construir la vía. Si dividimos 15,6 km. / 612 nos da un ratio de un árbol cada 25 mts., y si consideramos que tenemos dos frentes urbanos, sería uno cada 50 mts., lo cual dista considerablemente de la separación recomendada para que las personas puedan caminar en sombra (10 mts. aprox.).  Pero lo que vemos durante el recorrido es que esos supuestos 612 árboles desaparecen en la inmensidad del desierto, siendo el espacio de la vía inhóspito para los peatones.

En síntesis, lo que vemos en la remodelación de la antigua Panamericana Sur es la persistencia de un enfoque de movilidad basado en el asfalto y los automotores, el mismo que no es compatible con los frentes urbanos existentes, que no considera a los peatones como base de la movilidad y que genera infraestructura de calidad para su uso; se trata de un enfoque que no termina de comprender el sentido y funcionamiento de la infraestructura ciclista.

Si bien es un gran aporte a la accesibilidad de los distritos del sur, y un cambio sustancial que repercutirá en una mayor eficiencia de los viajes, también es posible afirmar que es una oportunidad perdida para los ciudadanos como peatones, y para los distritos en el mejoramiento integral de sus espacios públicos y accesos.

 

[1] https://elcomercio.pe/lima/obras/municipalidad-de-lima-culmina-rehabilitacion-de-antigua-panamericana-sur-nndc-noticia/?ref=ecr

[2] http://www.imp.gob.pe/images/Sistema%20Vial/SVM%201999%20-%20ADENDA%2057%20(PLANO%20GENERAL).pdf

[3] http://www.limacomovamos.org/cm/wp-content/uploads/2019/01/Bolet%C3%ADn_LimaSur2019.pdf

[4] http://www.despacio.org/wp-content/uploads/2017/04/Manual-Lima20170421.pdf